FourMarketing360

Ventajas del uso del storytelling en publicidad

“Las buenas historias son como virus: todos se contagian de ellas”

¿Qué el storytelling?

Básicamente y de forma resumida, Storytelling es contar historias. Se conoce con este nombre a la técnica utilizada para contar una historia mediante la narrativa y de una manera diferente, con el objetivo de conectar a una marca con el público.

En realidad, el ser humano ha utilizado esta técnica desde siempre y ya aparecen historias en las pinturas rupestres de las cavernas, por lo que es de suponer que también se contaban y narraban.

Todos tenemos una historia. Aplicado al marketing y la publicidad, el storytelling es contar una historia relacionada con nuestra empresa, un servicio o un producto concreto, que cree una relación emocional con los clientes. Se debe narrar la historia de un modo convincente,  sin hablar directamente de nuestra empresa o producto, pero de forma que activemos la imaginación de nuestro público y ya no pueda evitar compartirla.

Para que lo entendamos de forma clara, tenemos un ejemplo que resume a la perfección lo que es el storytelling: el anuncio de la Lotería Nacional para esta Navidad 2014.

Ventajas del uso del storytelling

  • Las historias contadas de esta forma no sólo se hacen de manera diferente, sino que dan a conocer aspectos desconocidos y tienen la capacidad de generar confianza.
  • Son muy fáciles de recordar.
  • Al ser fáciles de recordar, también son fáciles de contar. Además, se comparten mediante el “boca a boca” sin adulterar y manteniendo intacto el mensaje original.
  • Se aprovecha una realidad incuestionable: que amamos las historias y no nos cansamos de escucharlas una vez tras otra.
  • Las historias nos hacen sentir más humanos y cercanos. Mediante esta técnica, apelan siempre a nuestro lado emocional y convierten la fría imagen de una empresa anónima, en personas concretas en las que podemos confiar.

¿Qué tipos de historias podemos utilizar?

  • Contar cómo lo hacemos, ya que esos detalles curiosos que lo hacen especial, pueden ser la vía para que el cliente se interese.
  • Compartir las razones y los motivos que nos motivan día a día a trabajar por nuestro sueño (que en este caso será nuestra empresa o nuestro producto).
  • Contar cómo nació la idea de nuestro negocio.
  • Detallar todos los momentos difíciles por los que hemos pasado en nuestra empresa, narrando los obstáculos superados. Esto logra que nuestra historia sea cercana y cotidiana.
  • Si logramos identificar los desafíos de nuestros clientes y les hacemos ver que los conocemos y sabemos lo que buscan, llamaremos su atención de forma inmediata.

Si nos interesa el storytelling, debemos saber que hay multitud de información al respecto y que nos podemos formar convenientemente para sacar el máximo provecho a nuestro trabajo.