FourMarketing360

como montar negocio en internet

Cómo montar un negocio rentable en Internet

Para emprender hay que tener actitud. Para emprender en Internet y que el negocio funcione además hay que tener: una idea, un producto y un buen diseño web. Estos son solo algunos de los factores a tener en cuenta para materializar una idea de negocio en la Red, un lugar donde cada día abren sus puertas decenas de tiendas, pero solo algunas persisten. ¿Cuál es su secreto?

La idea

Algunas de las empresas que hoy triunfan en Internet comenzaron con un ordenador en el garaje o unas simples notas en una servilleta. Lo importante es saber qué vender y a quién se lo vas a vender. Hoy en día casi todo se puede comprar en Internet y ya hay empresas consolidadas en muchos de los productos más vendidos. Por ejemplo, es un error ponerse a vender libros como lo hace una librería tradicional, pues la competencia es abismal, pero quizás sí puedas vender libros para mascotas. Internet le da la bienvenida a las ideas originales.

El producto

Una vez que sabes qué vender llega el momento de concretarlo en un producto. Y aquí comienza la búsqueda de proveedores. Es el momento también de decidir si vas a adquirir el producto y vas a distribuirlo desde tu tienda, o vas a hacer de intermediario, sin riesgos de “stock”, pero con menos beneficios. En cuestión de productos hay dos lados de la balanza en que te debes posicionar: calidad y precio. Por lo general el término intermedio ya está ocupado, así que el negocio se debe diferenciar por una u otra característica, todo depende del potencial cliente. Y es que no hay que hacer una tienda para que lleguen clientes, sino buscar clientes y llevarles la tienda.

Diseño web

Tienes la idea de negocio, el producto y te falta una plataforma virtual donde poder venderlo, partiendo de una idea básica: en Internet vende la vista. Una página con un diseño web atractivo tiene mayor probabilidad de que el usuario permanezca navegando y adquiera uno de los productos o servicios ofrecidos. A lo que se suma la funcionalidad de la web, de forma que sea sencilla de usar pero completa en diseño y contenido. Y a partir de aquí ¡a volar!