FourMarketing360

montar negocio online

Cómo aprovechar la experiencia del negocio tradicional para una tienda online

El negocio local tradicional vuelve a estar de moda, a lo que está contribuyendo sobremanera la proyección de los negocios “online”. La experiencia que tienen los profesionales que llevan décadas vendiendo tras un mostrador a pie de calle resulta inconmensurable a la hora de abrir un negocio en Internet.

Lo bueno de Internet para los negocios es que requiere de una mínima inversión, pero también tienen handicap. Cada día cierran tiendas online que no han sabido ofrecer un producto demandado, captar clientes o dar confianza a los clientes. Estos negocios tienen mucho que aprender de las tiendas tradicionales.

La primera clave para triunfar en Internet pasa por ofrecer el producto adecuado. No se trata de buscar la innovación. Siempre hay clientes que necesitan de productos tradicionales que se venden en los negocios a pie de calle. La diferencia que nos traen los nuevos tiempos es la disponibilidad horaria. Hoy en día un negocio tradicional puede abrir sus puertas en horario comercial y tener permanentemente abierta la tienda virtual para vender a cualquier hora en cualquier lugar del mundo.

El negocio tradicional cuenta con una ventaja añadida: experiencia.

La experiencia permite conocer e interpretar a los clientes, algo que se hace imprescindible en los negocios digitales. Si un negocio funciona a nivel local la probabilidad de éxito se extrapola a la Red. Tan solo necesita incrementar algunas funciones y contar con una pequeña ayuda adicional para triunfar y aprovechar toda esa experiencia, conocimiento y saber hacer para obtener rendimiento de Internet.

El negocio tradicional tiene:

  • Fidelidad: premia al cliente con descuentos, cupones, atención y servicio.
  • Gancho: lanza ofertas en las que no hay gran beneficio, pero consiguen atraer clientes que compran productos en los que sí se obtienen resultados.
  • Atención al cliente: la clave de las ventas en el siglo XXI. Estar en Internet no supone olvidarse que el cliente es una persona, al contrario, se mejoran y amplían los cauces de comunicación y la atención al cliente.
  • Calidad: se puede ofrecer buen precio, pero si se ofrece mala calidad lo más probable es que se pierda a un cliente y la oportunidad de que aconseje a potenciales compradores. Comprar en Internet permite comparar precios, sí, pero también buscar calidad, que al final es lo que dura.
  • Especialización: las tiendas de barrio con décadas de historia triunfan porque están especializadas en productos o servicios concretos, algo de lo que deben aprender los negocios online que procuran ofrecer todo.